martes, 25 de octubre de 2011

Introducción al Análisis DAFO

¿Para que sirve el análisis DAFO?

Antes de cualquier decisión estratégica, es imprescindible realizar un diagnóstico de nuestra organización. El análisis DAFO es el método más sencillo y eficaz para decidir sobre el futuro. Nos ayudara a plantear las acciones que deberemos poner en marcha para aprovechar las oportunidades detectadas y a preparar a nuestra organización contra las amenazas teniendo conciencia de nuestras debilidades y fortalezas.

"Tomas decisiones o adoptar estrategias en el actual mundo cambiante en el que nos desemvolvemos puede ser como jugar a la ruleta rusa si no lo hacemos basandonos en cifras, hechos y datos".

Objetivo del Análisis DAFO

El principal objetivo de un análisis DAFO es ayudar a una organización a encontrar sus factores estratégicos críticos, para una vez identificados, usarlos y apoyar en ellos los cambios organizacionales: consolidando las fortalezas, minimizando las debilidades, aprovechando las ventajas de las oportunidades, y eliminando o reduciendo las amenazas.

El análisis del DAFO se basa en dos pilares básicos: El análisis interno y el análisis externo de una organización.

Análisis interno de una organización 
(Lidererazgo, estrategia, personas, alianzas/recursos y procesos)

  • Fortalezas: Describen los recursos y las destrezas que ha adquirido la empresa, ¿en que nos diferenciamos de la competencia? ¿Qué cosas sabemos hacer mejor?
  • Debilidades: Describen los factores en los cuales poseemos una posición desfavorable respecto a la competencia. Para realizar el análisis interno se han de considerar análisis de recursos, de actividades y de riesgos.

Análisis externo de la organización 
(Mercado, sector y competencia)

  • Oportunidades: Describen los mercados y los posibles nichos de negocio que estan a la vista de todos, pero si no son reconocidos a tiempo significa una perdida de ventaja competitiva.
  • Amenazas: Describen los factores que pueden poner en riesgo la supervivencia de la organización, si dichas amenazas son reconocidas a tiempo pueden esquivarse o ser convertidas en oportunidades. Para realizar el análisis interno se han de considerar análisis del entorno, grupos de interés, aspectos legislativos, demográficos y políticos.



Una vez descritas las amenazas, oportunidades, fortalezas y debilidades de la organización podemos construir la matriz DAFO, matriz que nos permite visualizar y resumir la situación actual de la empresa.

Definir la estrategia

Con los resultados del análisis DAFO, la empresa deberá definir una estrategia. Existen diversos tipos de estrategias empresariales.
  • Defensiva: La empresa esta preparada para enfrentarse a las amenazas. Si su producto o servicio ya no se considera lider, ha de resaltar lo que le diferencia de la competencia. Cuando baje la cuota de mercado, ha de buscar clientes que le resulten más rentables y protegerlos.
  • Ofensiva: La empresa debe adoptar una estrategia de crecimiento. Cuando las fortalezas son reconocidas por los clientes, es posible atacar a la competencia para resaltar las ventajas propias. Cuando el mercado esta maduro es posible tratar de "robar" clientes lanzando nuevos modelos o servicios.
  • Supervivencia: La empresa se enfrenta a amenazas externas sin las fuerzas internas necesarias para luchar contra la competencia. Es aconsejable dejar las cosas tal y como están hasta que se asienten los cambios que se producen.
  • Reorientación: Aparecen oportunidades que se pueden aprovechar, pero la empresa carece de preparación adecuada. Será necesario cambiar de política o de producto o servicio porque los actuales no estan dando los resultados esperados.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada