viernes, 17 de septiembre de 2010

Definición de competencias y conceptos asociados: competencia de empresa y metacompetencia


  • Ciertas características o habilidades de la persona que le capacitan para desarrollar acciones específicas adecuadas que a su vez le conducen a un rendimiento efectivo en el trabajo (Boyatzis).
  • Conjunto de comportamientos que hay que adoptar para llevar a cabo las tareas y misiones de un puesto con competencias (Woodrufe).
  • Combinación de motivos, rasgos, autoconceptos, actitudes o valores, conocimientos o habilidades cognitivo-conductuales, esto es, cualquier característica individual que puede ser medida de forma fiable y que puede ser un indicador para diferenciar el rendimiento superior del promedio (Spencer, McClelland y Spencer).
  • Conjunto de conocimientos, aptitudes, habilidades, motivación, creencias, valores e intereses que hacen a un persona eficaz (Fleishman, Uhlman y Marshall-Mies).
  • Repertorios conductuales que algunas personas pueden realizar de forma más eficaz que otras (Sparrow).
  • Una persona competente es aquella que sabe actuar de forma pertinente en un contexto particular, eligiendo y movilizando recursos personales y recursos de redes (Le Bofert).
Todas estas definiciones comparten dos aspectos clave:
  1. Son características personales medibles. 
  2. Deben contribuir al rendimiento al rendimiento organizacional.
Otros aspectos asociados a la definición de competencias:
A raíz del éxito de las competencias han surgido otros conceptos relacionados. Se definen dos: competencia de empresa y metacompetencia. 
La competencia de empresa se caracteriza, según Parlad y Hamel, por:
  1. Permitir un acceso potencial a una gran variedad de mercados.
  2. Representar una contribución positiva para el consumidor.
Que sea difícil de imitar por la competencia, porque represente “una amortización compleja de tecnologías individuales y de capacidades de producción”. Es pues un concepto amplio que no sólo integra competencias personales, sino todos aquellos recursos tecnológicos y culturales que determinan el potencial competitivo de una organización. Por su lado, Hodgkinson y Sparrow hablan de competencia estratégica y la definen como la habilidad de la organización para adquirir, almacenar, recordar, interpretar y actuar en base a la información relevante para la supervivencia y el bienestar de la organización a largo plazo.
Hall propuso el concepto de metacompetencia para definir una competencia que es tan poderosa que influye sobre la capacidad de la persona para adquirir otras competencias. Identifica dos: la capacidad de adaptación y la identidad. La primera alude a la capacidad para identificar qué cualidades críticas necesita para el futuro. La identidad se refiere a la capacidad para conseguir feedback de las propias características y para formarse un autoconcepto adecuado.

Texto tomados de apuntes de la Asignatura "Selección, evaluación y desarrollo de los Recursos Humanos" compartidos por nuestro compañero de la UNED; Ruben Camacho: kurrobilly@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada